¿Por qué estar preocupado acerca de falsos y heréticos líderes?

Por COGwriter

De tiempo en tiempo he recibido un email ocasional que de alguna manera me critica por señalar impropias creencias de líderes religiosos actuales, así como de líderes religiosos históricos.

Normalmente el email dice algo al efecto, “X es un hombre decente, usted no debería informar cosas negativas acerca de sus enseñanzas, en su lugar enfóquese en lo positivo”.

Mi respuesta normal es mencionar cómo Jesús trató con los líderes religiosos (Mateo 7: 15-23) y/o Laodicenos (Apocalipsis 3: 14-19). Si él clama parecer profético o excepcionalmente audaz, yo tiendo a citar 2 Pedro 2: 1-3.

¿Deberíamos estar preocupados acerca de falsos y heréticos líderes? ¿Deberían ellos ser siempre ignorados? ¿Deberíamos enfocarnos en lo positivo acerca de ellos? ¿Qué hizo Jesús? ¿Qué enseña la Biblia?

Jesús, falsos profetas, y líderes religiosos

Muchas personas no parecen entender lo que Jesús realmente fue y enseñó.

Aunque es verdad que Él enseñó, “amad a vuestros enemigos” y “orad por aquellos que malévolamente los utilizan y persiguen” (Mateo 5: 44), es un mal entendido creer que Jesús enseñó que uno nunca señalaría los problemas de los enemigos religiosos (y sí, nosotros todavía deberíamos orar por ellos).

Jesús a menudo enseñó a guardarse de los líderes religiosos. Note:

 15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.

18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.

20 Así que, por sus frutos los conoceréis.

21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. (Mateo 7: 15-23, Reina-Valera 1960 a menos que se indique otra cosa).

Los falsos líderes no producen buen fruto. Muchos de ellos tienden a animar la desobediencia (si bien casi todos ellos negarán esto). Aquellos que los siguen arriesgan ser echados por Jesús.

Note que Jesús está diciendo que miremos a sus frutos y que incluso si ellos parecen estar haciendo milagros en el nombre de Jesús, si ellos promueven la desobediencia, ellos no son verdaderos cristianos.

Debe entenderse que la desobediencia incluye no sólo el falso concepto de que la ley se acabó (por favor vea el artículo ¿Fueron clavados en la cruz los diez mandamientos?) sino el mas diabólico de que la ley está en vigor, pero que la tradición humana es de mayor valor (por favor vea los artículos ¿Fueron los fariseos condenados por guardar la ley o razonar sobre ella? y La tradición y la Escritura: Desde la Biblia y los escritos de la Iglesia).

¿Qué fue lo que Jesús advirtió principalmente acerca de los falsos líderes? ¿Sus personalidades?

No.

Jesús estaba advirtiendo acerca de sus enseñanzas e hipocresía. Note:

 6 Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos.

7 Ellos pensaban dentro de sí, diciendo: Esto dice porque no trajimos pan.

8 Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué pensáis dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no tenéis pan?

9 ¿No entendéis aún, ni os acordáis de los cinco panes entre cinco mil hombres, y cuántas cestas recogisteis?

10 ¿Ni de los siete panes entre cuatro mil, y cuántas canastas recogisteis?

11 ¿Cómo es que no entendéis que no fue por el pan que os dije que os guardaseis de la levadura de los fariseos y de los saduceos?

12 Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos. (Mateo 16: 6-12).

43 ¡Ay de vosotros, fariseos! que amáis las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas.

44 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! que sois como sepulcros que no se ven, y los hombres que andan encima no lo saben. (Lucas 11: 43-44).

38 Y les decía en su doctrina: Guardaos de los escribas, que gustan de andar con largas ropas, y aman las salutaciones en las plazas,

39 y las primeras sillas en las sinagogas, y los primeros asientos en las cenas;

40 que devoran las casas de las viudas, y por pretexto hacen largas oraciones. Éstos recibirán mayor condenación. (Marcos 12: 38-40).

46Y él dijo: ­Ay de vosotros también, doctores de la ley! que cargáis á los hombres con cargas que no pueden llevar; mas vosotros ni aun con un dedo tocáis las cargas…

52 Ay de vosotros, doctores de la ley! que habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y á los que entraban impedisteis. (Lucas 11: 46, 52).

Los falsos líderes engañan. Ellos quebrantan los diez mandamientos, incluyendo la prohibición de no elevar falso testimonio.

La mayoría de los anteriores recuentos que involucran a Jesús están repetidos más de una vez en los evangelios. Aparentemente Dios quiso hacer claro el punto de que los líderes religiosos hipócritas y desobedientes no han de ser seguidos.

Los falsos profetas a veces tienen sueños o vienen con predicciones de su propia imaginación:

 25 Yo he oído lo que aquellos profetas dijeron, profetizando mentira en mi nombre, diciendo: Soñé, soñé.

26 ¿Hasta cuándo estará esto en el corazón de los profetas que profetizan mentira, y que profetizan el engaño de su corazón?

27 ¿No piensan cómo hacen que mi pueblo se olvide de mi nombre con sus sueños que cada uno cuenta a su compañero, al modo que sus padres se olvidaron de mi nombre por Baal?

28 El profeta que tuviere un sueño, cuente el sueño; y aquel a quien fuere mi palabra, cuente mi palabra verdadera. ¿Qué tiene que ver la paja con el trigo? dice Jehová.

29 ¿No es mi palabra como fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la piedra?

30 Por tanto, he aquí que yo estoy contra los profetas, dice Jehová, que hurtan mis palabras cada uno de su más cercano.

31 Dice Jehová: He aquí que yo estoy contra los profetas que endulzan sus lenguas y dicen: El ha dicho.

32 He aquí, dice Jehová, yo estoy contra los que profetizan sueños mentirosos, y los cuentan, y hacen errar a mi pueblo con sus mentiras y con sus lisonjas, y yo no los envié ni les mandé; y ningún provecho hicieron a este pueblo, dice Jehová. (Jeremías 23: 25-32).

Jesús también advirtió:

 22 Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos. (Marcos 13: 22).

Así, las señales y los prodigios no deberían, por sí mismos, ser considerados como prueba. Las señales y los prodigios se esperan de acuerdo a Jesús, Pablo (2 Tesalonicenses 2: 9), y Juan (Apocalipsis 13: 13; 18: 23). Sin embargo incluso hoy, muchos dentro de las confesiones greco-romanas han sido engañados por ellos.

Como los cristianos originales, tales como Serapio de Antioquía y Polícrates de Éfeso, nosotros en la COG creemos en estar separados de los grupos con orígenes en las confesiones greco-romanas (cf. Apocalipsis 18: 4; 1 Juan 2: 18-19)–y al menos dos líderes de ellos serán problema para muchos en el futuro (Apocalipsis 13; 16: 13-14).

Otros líderes del Nuevo Testamento

El apóstol Pablo notó un problema con los líderes que trataban de aparecer como verdaderos, pero que eran falsos:

 12 Mas lo que hago, lo haré aún, para quitar la ocasión a aquellos que la desean, a fin de que en aquello en que se glorían, sean hallados semejantes a nosotros.

13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.

14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras. (2 Corintios 11: 12-15).

Note que estos falsos líderes, lo más a menudo impropiamente ordenados (aparentemente incluyendo a los auto-ordenados) tratarán de actuar como si ellos tuvieran apropiada autoridad, incluso lucirán bien a muchos, pero Dios juzgará sus obras.

Pablo también advirtió que incluso entre los fieles, surgirían y engañarían unos falsos:

 30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. (Hechos 20: 30).

Pablo no sólo tuvo problemas con falsos líderes, él también tuvo problemas con falsos miembros legos:

  26 en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; (2 Corintios 11: 26).

4 y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud, (Gálatas 2: 4).

Pablo incluso tuvo que tratar con falsos profetas:

  5 Y llegados a Salamina, anunciaban la palabra de Dios en las sinagogas de los judíos. Tenían también a Juan de ayudante.

6 Y habiendo atravesado toda la isla hasta Pafos, hallaron a cierto mago, falso profeta, judío, llamado Barjesús,

7 que estaba con el procónsul Sergio Paulo, varón prudente. Éste, llamando a Bernabé y a Saulo, deseaba oír la palabra de Dios.

8 Pero les resistía Elimas, el mago (pues así se traduce su nombre), procurando apartar de la fe al procónsul.

9 Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del Espíritu Santo, fijando en él los ojos,

10 dijo: ¡Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?

11 Ahora, pues, he aquí la mano del Señor está contra ti, y serás ciego, y no verás el sol por algún tiempo. E inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor, buscaba quien le condujese de la mano. (Hechos 13: 5-11).

16 Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando.

17 Ésta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.

18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora. (Hechos 16: 16-18).

Note que en el último relato, la muchacha incluso le dijo a la gente que Pablo era recto, sin embargo Pablo se dio cuenta de que no había un espíritu divino en ella. Por lo tanto, justo porque los líderes religiosos públicamente clamen seguir a Jesús, esto no significa que ellos realmente lo hagan.

Tratar con líderes que contradicen es una tarea de los verdaderos y fieles líderes:

 9 retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen. (Tito 1: 9).

El apóstol Pablo específicamente enseñó que parte de la razón para el gobierno y la estructura de la Iglesia era para prevenir que los miembros fueran sacudidos por falsas doctrinas, falsos líderes:

 11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,

13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,

15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,

16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor. (Efesios 4: 11-16).

Más sobre el gobierno apropiado de la iglesia puede encontrarse en el artículo La Biblia, Policarpo, Herbert W. Armstrong, y Roderick C. Meredith sobre el gobierno de la Iglesia. Información sobre la identificación del verdadero profeta puede encontrarse en el artículo ¿Cómo determinar si alguno es un verdadero profeta de Dios?

El apóstol Pedro también tuvo que tratar con uno que clamaba ser un creyente, pero tenía otros motivos:

 13 También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito.

14 Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan;

15 los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo;

16 porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús.

17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.

18 Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero,

19 diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo.

20 Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero.

21 No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios.

22 Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón;

23 porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás. (Hechos 8: 13-23).

(Más sobre Simón el Mago puede encontrarse en el artículo Simón el Mago, ¿Qué enseñó él?)

Pedro también advirtió acerca de falsos maestros que traerían herejías:

1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,

3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme. (2 Pedro 2: 1-3).

En una de las más largas condenas de aquellos que habían pretendido ser cristianos, Judas, el hermano de Jesús, escribió:

 3 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.

4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

5 Mas quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron.

6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;

7 como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

8 No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las potestades superiores.

9 Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.

10 Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales.

11 ¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré.

12 Éstos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados;

13 fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.

14 De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares,

15 para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.

16 Éstos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.

17 Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo;

18 los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos.

19 Éstos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu. (Judas 1: 3-19).

Note que Judas no estaba temeroso de decir la verdad acerca de algunos falsos líderes como tampoco acerca de líderes que estaban principalmente intentando obtener seguidores para ellos mismos.

El apóstol Juan advirtió:

 9 Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe.

10 Por esta causa, si yo fuere, recordaré las obras que hace parloteando con palabras malignas contra nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohibe, y los expulsa de la iglesia. (3 Juan 9-10).

El hecho de que un líder local pensara que él estaba por encima de un apóstol es increíble–si bien cosas similares ocurren incluso hoy en día–puesto que los Laodicenos a menudo rechazan el gobierno. Por ejemplo, muchos, si no todos, los ministros que una vez estuvieron en la Iglesia de Dios Universal, parecen sentir que ellos no tienen que escuchar a ningún evangelista, incluso a aquellos que han permanecido más fieles–y unos pocos no tendrán nada qué hacer con nosotros los creyentes fieles (p. ej. ver el artículo Enseñanzas propias de la Iglesia de Dios de Filadelfia).

El Libro de Apocalipsis, que Jesús hizo que escribiera Juan, es en un alto grado una advertencia contra seguir falsos y espiritualmente comprometidos maestros. Sin citar todo el libro, aquí hay un par de pasajes:

 20 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos.

21 Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación.

22 He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella.

23 Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras. (Apocalipsis 2: 20-23).

4 y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?

5 También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses.

6 Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo.

7 Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación.

8 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo. (Apocalipsis 13: 4-8).

La gente que intencionalmente sigue falsos líderes está amando la mentira. Aquellos que aman la mentira no estarán en la primera resurrección (ver Apocalipsis 22: 15) (si bien aquellos que no han tenido verdaderamente una oportunidad de salvación, todavía tendrán una oportunidad en un tiempo posterior–por favor vea el artículo Esperanza de Salvación).

Así, desde el principio hasta el fin del Nuevo Testamento, hay advertencias acerca de líderes religiosos–a menudo conteniendo detalles específicos de por qué ellos deberían ser evitados.

No obstante ocurrió la aceptación de enseñanzas traídas por los líderes heréticos “cristianos” que llevaron al desastre a la verdadera cristiandad.

Policarpo de Esmirna escuchó el evangelio de los apóstoles y c. 135 D.C. advirtió que otros estaban esencialmente falsificando partes de él:

Sirvámosle a Él con temor, y con toda reverencia, incluso como Él Mismo nos ha ordenado, y como los apóstoles que nos predicaron el Evangelio a nosotros, y los profetas que proclamaron de antemano la venida del Señor [han enseñado también]. Seamos celosos en la persecución de lo que es bueno, guardándonos a nosotros mismos de causas de ofensa, de falsos hermanos, y de aquellos que en hipocresía llevan el nombre del Señor, y sonsacan a los hombres vanos al error. (Policarpo. Carta a los Filipenses, capítulo IV. Padres pre-Nicenos, Volumen 1 editado por Alexander Roberts & James Donaldson; Edición americana, 1885; reimpreso por Hendrickson Publischers, 1999, pp. 33-36).

Los falsos líderes han sido largo tiempo un problema.

En tiempos modernos escritores tales como el Dr. Tim LaHaye de la serie de libros Left Behind está engañando a muchos acerca de su incorrecto “rapto anterior a la tribulación” (¿Hay un rapto secreto para la Iglesia? ¿Cuándo y dónde es protegida la Iglesia?) y su falsa afirmación de que un tercer templo debe ser construido en Jerusalén (Podría un templo en Jerusalén no ser necesario?). Como ninguno de estos eventos sucederá como él lo indica, los que siguen sus enseñanzas serán tristemente engañados.

Adicionalmente, personas tales como Harold Camping clamaron que la Gran Tribulación ya comenzó (y en su caso él dijo que en 1988). Y Harold Camping al final clamó que Jesús retornaría y que el fin del mundo sería en octubre 21, 2011 (esta fue al menos su errónea tercer fecha de ese retorno). ¿Por qué? Porque él hizo sus propios cálculos y él (y otros) ignoraron el hecho de que los eventos de la Gran Tribulación incluyen señales físicas mayores que la Biblia enseña, pero que ciertamente no han llegado a pasar todavía (cf. Daniel 7: 25; 11: 31; Mateo 224: 15-22). (Para más información, por favor vea el artículo Enseñanzas de Harold Camping acerca del fin del mundo no están de acuerdo con la Biblia.)

No siga ni preste atención a falsos líderes.

¿Pero qué hay acerca de los actuales líderes cristianos?

Algunos podrían concluir que las advertencias acerca de falsos líderes están principalmente dirigidas hacia aquellos líderes religiosos que no son claramente parte de la Iglesia de Dios. Y aunque esto es verdad hasta cierto grado, no es completamente cierto.

¿Por qué?

Primero que todo, la mayoría de los falsos líderes contra quienes advirtieron los apóstoles realmente pretendía originalmente ser parte de la Iglesia Cristiana. Algunos son discutidos en los artículos Simón el Mago, Marción, Valentino, e Ireneo. Y aunque ellos crearon muchas de las enseñanzas heréticas que las corrientes principales de las iglesias aceptan hoy en día (la trinidad, la desobediencia, la Cuaresma [Pascua florida], un evangelio diferente, etc. al menos parcialmente vino a la corriente principal de las iglesias de los herejes previamente listados), esto no significa que otros falsos líderes no habrían de surgir (o no han surgido) dentro de las Iglesias de Dios en tiempos recientes.

Incluso en el tiempo del apóstol Juan hubo líderes que comenzaron a asociarse con la verdadera Iglesia de Dios, pero no duraron. Ellos también rechazaron el gobierno apropiado de la iglesia y se desviaron de la verdadera fe:

18 Y los judíos respondieron y le dijeron: ¿Qué señal nos muestras, ya que haces esto?

19 Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. (1 Juan 2: 18-19).

Actualmente, yo creo que hay al menos tres o cuatro falsos apóstoles y cuatro o cinco falsos profetas dentro del movimiento de las COG (estos tienden a ser hombre que se han escogido a sí mismos para estas posiciones). Y incluso si bien ellos probablemente tienen algunos cristianes reales entre sus asociados, estos falsos líderes son claramente un problema hoy.

En segundo lugar, hay más tipos sutiles de menos que totalmente fieles líderes religiosos. Ellos no son claramente falsos líderes, y muchos probablemente están verdaderamente dentro del movimiento de la Iglesia de Dios.

¿Así por qué serían ellos un problema?

Primero, repitamos lo que el apóstol Pedro escribió:

1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,

3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme. (2 Pedro 2: 1-3).

De esta manera, nosotros vemos que el camino de la verdad será blasfemado por causa de ellos.

En segundo lugar, en Apocalipsis, Jesús hizo que el apóstol Juan repetidamente advirtiera a la gente dentro de las Iglesias de Dios que simplemente no vivirían los estándares que Jesús estableció. Esto era esencialmente también el problema con Ireneo en el siglo segundo (él clamaba luchar contra los herejes, pero yo pienso que Ireneo fue el más peligroso hereje puesto que mucho de su herejía era más sutil que muchas otras durante su tiempo).

En los mensajes a las siete iglesias de Apocalipsis 2 & 3, sólo dos de las siete iglesias no reciben condenación. E incluso a una de ellas, Jesús le da la siguiente advertencia:

11 Retén lo que tienes, no sea que otro tome tu corona (Apocalipsis 3: 11).

Hay líderes heréticos que han engañado a los verdaderos Cristianos con lo que ellos retenían firmemente. Yo siento que los verdaderos líderes COG que no están apoyando el gobierno bíblico como es entendido por la genuina Iglesia de Dios son hombres cuyas acciones a veces están contribuyendo a tomar la corona de aquellos que podrían ser Filadelfinos. Ellos también pueden contribuir a diluir los esfuerzos para hacer que el evangelio llegue al mundo como testimonio. Y esta es parte de la razón por la cual el sitio Web COGwriter tiene artículos sobre dos docenas de Iglesias de Dios de los muchos de tales grupos (estos artículos pueden encontrarse en la página del COGwriter).

El Libro de Apocalipsis muestra que hay partes de las cuatro Iglesias de Dios en el tiempo del fin (Tiátira, Sardis, Filadelfia, y Laodicea) y yo creo que aquellos que son realmente parte de la Iglesia de Dios, pero que no son realmente Filadelfinos están casi todos en las iglesias de Tiátira, Sardis y/o Laodicea.

Note lo que ocurre a muchos que las siguen a ellas en el fin:

18 Tiátira… 23 Mataré a tus hijos con la muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que mira los corazones y las mentes (Apocalipsis 2: 18-23).

1 Sardis… 3 Por lo tanto si no vigilas, vendré sobre ti como un ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti (Apocalipsis 3: 13).

14 Laodicenos… 19 Como a muchos que yo amo, corrijo y castigo. Por lo tanto sé celoso y arrepiéntete (Apocalipsis 3: 14, 19).

Sin embargo note que hay una diferencia para los Filadelfinos que no fueron engañados para seguir falsas o heréticas enseñanzas:

7 Filadelfia… 10 Porque tú has guardado Mi mandato de perseverar, yo también te guardaré de la hora del juicio que vendrá sobre todo el mundo, para probar a aquellos que moran sobre la tierra (Apocalipsis 3: 7, 10).

Aunque es posible que algunos en las iglesias de Tiátira, Sardis, y/o Laodicea pueden arrepentirse, sólo a los Filadelfinos les está prometida protección de la gran tribulación, “la hora de juicio” (un artículo de interés relacionado puede incluir Hay un lugar de seguridad para los Filadelfinos. ¿Puede ser Petra?).

¿No piensa usted que quizás parte de la razón para decir a los potenciales Filadelfinos que ellos pueden ser protegidos es salvarlos a ellos de seguir falsos o heréticos líderes?

La Biblia no anima a la gente a decir “cosas suaves” cuando la verdad es lo que se necesita que sea conocido (cf. Isaías 30: 10). Y esto tiene una clara relación jerárquica con el gobierno:

28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. (1 Corintios 12: 28).

11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,

13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,

15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,

16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor. (Efesios 4: 11-16).

Aquellos que no acepten esta orden bíblica a menudo no lo hacen así por asuntos de orgullo–y esto puede afligir incluso a líderes que han sido fieles por décadas.

El hecho de que más de uno afiliado con la antigua WCG haya ahora rechazado el gobierno apropiado de la iglesia (incluso si bien ellos normalmente claman otra cosa) los ha llevado a caer en varios senderos erróneos que demuestran que ellos a menudo dejan de lado claros puntos bíblicos. No es solo que sean auto-proclamados líderes “titulados” quienes pueden no ser realmente parte de la COG tales como Ronald Weinland, David Pack, o Gerald Flurry ya que hay otros asuntos. Para dos ejemplos “moderados”, por favor vea Ron Dart de la CEM sobre el gobierno y la sección relacionada con el gobierno de la Iglesia de Dios Unida en el artículo sobre él. Adicionalmente, Fred Coulter de la CBCG está insistiendo sobre una cierta secuencia anterior al comienzo de la Gran Tribulación que está en el error –aquellos que se apoyen en el error serán engañados. De manera semejante, aquellos que se apoyan en las interpretaciones inexactas de James Malm están siendo engañados (vea James Malm conducido erróneamente no está haciendo la obra de Elías).

Adicionalmente, debería también señalarse que el liderazgo de CG7 ha malentendido también severamente y descartado la profecía de la Biblia hasta el punto de que ellos ya no creen más en las futuras poderosas bestias de Apocalipsis 13, persecuciones, una próxima “marca de la Bestia”, y otros asuntos (para detalles vea Iglesia de Dios Séptimo Día).

Conclusión

Los líderes que no son de Filadelfia no producen el tipo de fruto que Jesús espera en estos tiempos del fin. Jesús advirtió específicamente contra las obras tibias o que hacen compromisos que ellos tienen.

Los falsos líderes no cristianos no producen buen fruto. Ellos alientan la desobediencia. Aquellos que los siguen a ellos arriesgan ser echados por Jesús.

El Nuevo Testamento repetidamente advierte contra falsos líderes, falsos maestros, líderes que hacen compromisos, falsos profetas, falsos ministros, y sus seguidores. Deberíamos orar para que todos se arrepientan (1 Timoteo 2: 1; Hechos 17: 30).

Jesús, Pablo, Pedro, Judas, y Juan no habrían advertido acerca de falsos o molestos líderes tanto como lo hicieron si no quisieran que los cristianos estuvieran conscientes de este problema en todas las eras, y especialmente en la era que está llevando al fin.

Tristemente, como fue predicho, han surgido falsos maestros a través de la historia. Muchos falsos maestros no cristianos y líderes no Filadelfinos están en la escena incluso hoy. Aquellos que sigan a falsos maestros no cristianos no estarán en la primera resurrección. Aquellos que escuchan a líderes no Filadelfinos aparentemente terminarán en la gran tribulación.

Todo el libro de Apocalipsis, el último libro del Nuevo Testamento, está esencialmente consagrado a advertir acerca de falsos maestros y a aferrarse a la verdad. Si bien la Biblia enseña acerca de verdaderos líderes y verdaderos profetas (ver ¿Cómo determinar si alguno es un verdadero profeta de Dios), muchos ignoran lo que la Biblia enseña acerca de cómo establecer la diferencia.

La Biblia advierte contra los líderes que realmente no enseñan lo que Jesús quiso que enseñaran. Yo trato de hacer lo mismo concerniente a estos líderes, imperfectos, si bien yo permanezco.

Volver a la página en español de Continuación de la Iglesia de Dios

Thiel B. Why Be Concerned About False and Heretical Leaders? www.cogwriter.com/falseleaders.htm 2007/2008/2009/2010/2011/2012 1207

 

Posted in Español